Alicante

ALICANTE 
 
La ciudad y municipio de Alicante es una capital de las tres capitales que conforman 
la
Comunidad Valenciana.
Está situada al sur de
dicha comunidad y es una ciudad portuaria
mediterránea.

Cuenta con 334.329 habitantes (2011), siendo el segundo municipio en cuanto a
población
de la Comunidad Valenciana y el undécimo de España. Tiene una superficie de

201,27 kilómetros2.
El monte Benacantil, de 169 metros de altura, predomina como fachada urbana, en
el cual se
encuentra el Castillo de Santa Bárbara.

En esta ciudad también encontramos el Tossal,
asentándose en él el Castillo de San
Fernando. Si miramos hacia el sur de Alicante podemos
encontrar la zona pantanosa,
el saladar de Agua Amarga.

Las playas Alicantinas que caben
destacar son: la Almadraba, la Albufereta, el Postiguet,
Agua Amarga y el Saladar. Sus suaves
temperaturas del clima mediterráneo y las escasas
lluvias hacen de Alicante un lugar
privilegiado para el  turismo.

Su historia se remonta a hace más de 3.000 años, exactamente al siglo III a.C., con la
aparición
de poblados íberos en la huerta alicantina y alrededores.
Estos poblados mantenían una estrecha
relación con factorías comerciales griegas.
No es sabido con seguridad la aparición de
edificaciones hasta poco después de la
Segunda Guerra Púnica, cuando se crearon
asentamientos militares.

En el año 201 a.C., los romanos capturan Lucentum, la ciudad íbera del

Tossal de Manises
con su puerto marítimo-fluvial creado en la desembocadura
del Barranco de
Orgegia. El encenagamiento del torrente que desemboca junto a
Lucentum provoca marismas y
pantanos insalubres, lo que hace que la población
se desplace hacia las faldas del monte
Benacantil y se dé el origen del actual casco antiguo
de la ciudad.

Entre los años 718 y 1248 la
ciudad es dominada por los islámicos y pasa a llamarse
Medina Lagant o Al-Lagant (término
que adopta el valenciano posteriormente Alacant).

En 1248 finaliza la conquista militar de las
tropas del rey castellano comandadas por el futuro
Alfonso X el Sabio, y denominó al castillo
árabe que se asienta en el monte Benacantil como
Castillo de Santa Bárbara. El afán de Alfonso
X el Sabio por repoblar la ciudad de Alicante
de población cristiana, fue un proceso lento que
duró hasta finales del siglo XIII, a pesar de
recibir todo tipo de privilegios y franquicias para
facilitar su asentamiento.

En 1252, Alfonso X otorgó a la ciudad el Fuero Real. El puerto
alicantino también fue
considerado de gran valor estratégico por el rey castellano. Alicante fue
incorporado al
Reino de Valencia mediante la modificación del Tratado de Almizra
(Sentencia
Arbitral de Torrellas, 1304 y Tratado de Elche, 1305).

La repoblación cristiana continuó en
mayor medida por los catalanes.
El crecimiento se vio truncado a partir del año 1333 cuando
comenzó a sentirse el
hambre y la crisis que desembocó en la Guerra de la Unión y la Peste
Negra (1348),
y la Guerra de los Dos Pedros (1356-1366).

A causa de esto, la población se
redujo a la mitad. Es a partir del siglo XV cuando Alicante
continúa creciendo y prospera una
agricultura de vino, frutos secos y esparto que dio lugar
al desarrollo notable del puerto, siendo
durante la Edad Media el más importante del
Reino de Valencia, y una clase media gobernante.

En 1490 se le otorga a Alicante el título de ciudad. En el año 1692, la ciudad fue casi
destruida
por un conflicto bélico militar por la escuadra francesa. La provincia de Alicante
nació en las
Cortes liberales de 1822. Al ser una ciudad portuaria fueron frecuentes
las epidemias, como la
del cólera-morbo de 1854.
Durante la Guerra Civil Española
, Alicante sufrió numerosos
bombardeos dando muerte
a casi 500 personas.


Ya en el siglo XX y a partir de los años sesenta comenzó a desarrollarse la economía de la
ciudad y el crecimiento demográfico. La economía se desarrolló principalmente en el sector
servicios y el turismo. En la actualidad, Alicante predomina por el turismo y los servicios.


Los monumentos y lugares de mayor interés son:

- Castillo de Santa Bárbara. Construido entre los siglos XIV y XVIII, está situado en lo
más alto del monte Benacantil.
- Castillo de San Fernando.
Data del siglo XIX y fue construido para defender la ciudad
de la invasión napoleónica.
- Basílica de Santa María.
De estilo gótico, data de los siglos XIV y XVI y es el templo

más antiguo de la ciudad.
- Concatedral de San Nicolás de Bari
. De estilo renacentista, data de
los siglos XV y
XVII.
- Monasterio de la Santa Faz. De estilo barroco, se encuentra situado a 5 kilómetros
de la
ciudad.
- Torres de Defensa de la Ciudad de Alicante. De los siglos XV y XVII, fueron
levantados para defenderse de los ataques piratas y han sido declaradas monumentos de
Bien de Interés Cultural.
- Casa de la Asegurada. Construcción Civil del siglo XVII, de estilo barroco.
- Casa Consistorial de Alicante. Construcción Civil del siglo XVII, de estilo barroco
que
se utiliza como punto de referencia para medir la altitud sobre el nivel del mar de
cualquier punto de España.

- Convento Canónigas de San Agustín. Construcción del siglo XVIII.

- Palacio Gravina. Data del siglo XVIII como palacio del Conde Lumiares, actualmente

alberga el Museo de Bellas Artes Gravina.

- Palacio Maisonnave-Archivo Municipal. Data del siglo XVIII y es una casa palaciega

donde se han encontrado restos de una necrópolis tardoromana.

- Teatro Principal de Alicante. Construcción del siglo XIX de estilo neoclásico.
- Explanada de España. Construido en la primera mitad del siglo XX sobre el antiguo malecón.
- Parque de Canalejas. A continuación de la Explanada de España, destaca por sus ficus
centenarios.

- Parque de El Palmeral. Cuenta con numerosas palmeras y vegetación autóctona, un lago
y cascadas para visitar en barca.

- Parque Lo Morant. Situado al norte de la ciudad, es el mayor en extensión de Alicante.
- Parque de la Ereta. A las faldas del monte Benacantil.


Sus fiestas más conmemorativas son:

- Hogueras de San Juan. Las fiestas mayores y oficiales de la ciudad, son declaradas de

Interés Turístico Internacional desde 1984, donde la tradición es quemar objetos y bailar

alrededor de la hoguera. Actualmente se fabrican monumentos artísticos y personajes de
cartón-piedra para quemarlos y durante los días de fiesta se realizan pasacalles,

ofrendas, cabalgatas…

- Semana Santa.

- Romería de la Santa Faz. Romería de 8 kilómetros que comienza en la Concatedral de

San Nicolás y termina en el Monasterio de la Santa Faz, para venerar el relicario que

contiene las marcas de la faz de Cristo.
- Moros y Cristianos. Celebrándose solamente
en cinco barrios de la ciudad.

- Porrate de San Antón. Celebrada en el barrio de San Antón en honor a
Sant Antoni el
del Porquet. El porrate da significado al trueque que se hacía con
los cerdos por otros
animales.
- San Nicolás y la Navidad. Preparan la navidad en honor a San Nicolás de Bari, patrón
de la ciudad, presentando y bendiciendo a los niños de Alicante ante su imagen.